domingo, 2 de diciembre de 2012

Cambios de nombre en los primeros cristianos

Hoy quiero tratar una costumbre que se dio entre los primeros cristianos: cambiar de nombre o utilizar un apodo. Al parecer, esta costumbre no era generalizada, sino que se dio solo entre los más militantes. Esta costumbre es muy lógica si tenemos en cuenta que el Cristianismo salió del Judaísmo (ya hemos dicho que los primerísimos cristianos eras judíos que pensaban que Jesús era el Mesías y que ni Jesús ni Pablo  pretendieron crear una nueva religión) y, en el Antiguo Testamento, también tenemos algunos cambios de nombre como Sarai/Sara, Jacob/Israel y Abram/Abraham. 

Hoy voy a tratar un panorama general y, en los siguientes artículos, comentaré una hipótesis de un cambio de nombre que me parece muy sugestiva.

Discípulos directos de Jesús

El caso más conocido es, sin duda, el de Simón, que pasó a ser conocido como Pedro (en griego) o Cefas (en arameo), que significa "piedra"

Marcos también nos dice que Jesús llamó a Santiago y Juan "Boanerges", que quiere decir "hijos del trueno". Se ignora el motivo de este apodo, pero se ha sugerido que puede ser debido a que eran de carácter impulsivo e incluso "borde", como se aprecia en algunas escenas del Nuevo Testamento.

Otros cambios de nombre o apodos entre los Doce, seguros o posibles (es posible que alguno tuviese un doble nombre), son los siguientes:

- Simón el Cananeo (Mc y Mt) o Zelote (Lc). El que Lucas utilice un apodo distinto tiene una explicación sencilla. Cananeo es la transliteración al griego de la palabra hebrea "qanaim", que quiere decir "celoso" y, Zelotes, es la traducción al griego de dicha palabra. Por lo tanto, son sinónimos.  En la época de Jesús no existía el partido zelote, por lo que este apodo puede significar simplemente que era un hombre celoso de la ley, o sea, un cristiano bastante judaizante.

- Bartolomé. No es un nombre de pila, sino que quiere decir "hijo de Ptolomeo". Se sospecha que puede ser el discípulo al que Juan llama Natanael, que era amigo de Felipe, lo cual concuerda con los evangelios sinópticos, que siempre mencionan a Felipe y Bartolomé juntos. Personalmente, me parece verosímil, pero no pondría la mano en el fuego porque fuesen la misma persona.

- Levi/Mateo. En los tres evangelios sinópticos se menciona un apóstol llamado Mateo. Marcos y Lucas narran que Jesús tuvo una comida en casa de un publicano llamado Leví (escena que ha inspirado un magnífico cuadro de Caravaggio) que luego desaparece. En el Evangelio de Mateo, en cambio, el publicano se llama Mateo y, a partir de entonces, el evangelista habla de "Mateo el Publicano". Puede que Mateo ("don de Dios") fuese un apodo o un segundo nombre.

¿Son realmente Mateo y Leví la misma persona o son dos distintas? Si son la misma persona, ¿por qué Marcos lo oculta? Tal vez porque le pareciese un dato incómodo que Jesús tuviese un publicano en su círculo más estrecho. 

- Tomás. En el Evangelio de Juan el nombre "Tomás" aparece mencionado 7 veces y, en 3 de ellas se dice "Tomás llamado el Mellizo (Dídimo)" En realidad, eso es una redundancia porque Tomás en arameo significa "mellizo", por lo que Tomás y Dídimo significan lo mismo, pero en distintos idiomas. Es algo así como si dijésemos "Juan llamado John (o Joan, Joao...)"

La cuestión entonces es: ¿mellizo de quién? El Evangelio apócrifo de Tomás quizás nos de una pista cuando empieza diciendo: "Estas son las palabras secretas que pronunció Jesús el Viviente y que Dídimo Judas Tomás consignó por escrito"

Por lo tanto, es probable que su verdadero nombre fuese Judas y, como era un nombre muy común y había entre los Doce otros discípulos con el mismo nombre, se le apodase Tomás para diferenciarlo de sus homónimos.

Escritos posteriores hacen a Tomás hermano gemelo de Jesús (los evangelios de Marcos y Mateo dicen que tenía un hermano llamado Judas), pero esos escritos son poco fiables porque vienen a ser novelitas para completar los evangelios (a ellos se deben por ejemplo el buey y la mula, la Verónica y un largo etc de tradiciones) y porque los evangelios canónicos son unánimes en que Jesús no tuvo éxito entre sus familiares.

- Judas/Tadeo. Los evangelios de Marcos y Mateo citan a un apóstol llamado Tadeo. En su lugar, Lucas menciona a "Judas el de Santiago" y, Juan, aunque no menciona la lista de los apóstoles, cita a un "Judas, no el Iscariote". Al haber tres apóstoles con el mismo nombre, parece que a dos de ellos les buscaron un apodo para diferenciarlos y que Lucas prefirió diferenciar a uno de ellos diciendo de quién era hijo.

Entre los discípulos directos de Jesús que no pertenecían al círculo de los Doce, tenemos los siguientes:

- José Barsabás por sobrenombre "El Justo". El prefijo "Bar", como se sabe, quiere decir "hijo de". Por lo tanto, su padre debía llamarse Sabas. No sabemos nada de este personaje, salvo que fue junto con Matías un aspirante a ocupar la vacante de Judas Iscariote y que fue discípulo de Jesús desde el comienzo de su ministerio público. También ignoramos si el apodo fue puesto por Jesús o por sus discípulos.

- ¿María "La Magdalena? Aparece en los 4 evangelios canónicos y ha inspirado algunos apócrifos. La inmensa mayoría de los autores creen que se trata de un gentilicio (de Magdala), pero, como hemos visto en artículos anteriores, una minoría seria (y muchos esoteristas con los que, mal que me pese, coincido en parte) creen que puede tratarse de un apodo porque no consta que existiese en el s. I ninguna localidad llamada Magdala y porque Lucas no dice que era Magdalena sino que era "llamada LA Magdalena"

Migdal o Magdala significan "torre", por lo que puede ser un apodo para honrarla por su trabajo de servir a Jesús con sus bienes y, además, porque había varias mujeres con el nombre de María (el más habitual entre las mujeres judías del s. I) en el círculo de Jesús.

¿Lázaro? Ya hemos tratado de él en artículos anteriores y dijimos que entre negar su existencia (lo cual hacen muchos, incluso creyentes) y creer a pies juntillas el relato de su resurrección estando 4 días enterrado y empezando a oler, hay espacio para opciones intermedias de creer en su existencia pero manteniendo escepticismo sobre el sorprendente relato de su resurrección que solo parece conocer uno de los cuatro evangelistas.

Lázaro (Eleazar en hebreo) era el tercer nombre más frecuente entre los judíos y significa "Dios me ayuda". Era un nombre muy frecuente entre los judíos descendientes de sacerdotes. Como ya comentamos en artículos anteriores, desde que un sacerdote católico francés lo propusiese en el s. XIX, hay una minoría que  sugiere tímidamente que podría tratarse del personaje al que Marcos y Mateo llaman "Simón el leproso"

Discípulos de los apóstoles

Tras la muerte de Jesús también conocemos algunos cambios de nombre:

- José Bernabé. No sabemos si pudo haber llegado a conocer a Jesús. Se nos dice que el apodo Bernabé, que significa "hijo de la consolación" le fue dado por los apóstoles para honrarle por vender una propiedad suya y aportar el dinero de la venta a la comunidad (Hch. 4:36-37).

- Juan Marcos. En Hechos 12 y 13 se menciona a un Juan llamado Marcos. Este sobrenombre quiere decir algo así como "varonil", pero era también un nombre frecuente en el mundo romano. Puede ser un apodo o puede ser un segundo nombre, pues en Roma los nombres estaban formados por tres partes (p.e Cayo Julio César).

- Silas/Silvanus. En Hechos 15:22 aparece un "dirigente" llamado Silas, que acompañó a Pablo durante mucho tiempo y, en Corinto, desaparece y se le pierde la pista. En las epístolas paulinas aparece con el nombre de Silvanus. Desconocemos si es un apodo o se trata de dos partes de un nombre.

- Otros casos mencionados en Hechos son Simeón llamado Negro y Judas llamado Barsabas (¿hermano de José Barsabás?)

Saulo/Paulo

Es otro de los casos más conocidos. He escrito Paulo en vez de Pablo para que se aprecie que la diferencia era de una sola letra.

Ignoramos si Pablo es un apodo que se puso Saulo por humildad (Pablo quiere decir "pequeño" y, además, en sus cartas hay indicios de que no debía ser muy agraciado físicamente) o si, siendo ciudadano romano, Saulo (nombre muy judío) y Paulo eran dos de las tres partes que debían tener su nombre completo.

Discípulos de Pablo de Tarso

Por último, aunque Hechos de los Apóstoles no es nada claro, es probable que Pablo de Tarso honrase con apodos a algunos de sus discípulos. Sobre esta cuestión, voy a basarme en un autor canadiense (Richard Fellows) que ha escrito dos artículos en revistas serias (Tyndale Bulletin y Journal of Studies of the New Testament) sobre dos probables cambios de nombre.

En primer lugar, tenemos el caso de Crispo/Sóstenes. En Hechos se dice que, en Corinto, Pablo reclutó al jefe de la sinagoga, llamado Crispo. Pocos versículos después se dice que los judíos de Corinto azotaron impúnemente a Sóstenes, el jefe de la sinagoga. Para completar el cuadro, la Primera Epístola a los Corintios, una de las 7 epístolas auténticamente paulinas, está encabezada por Pablo y Sóstenes. Por lo tanto, es probable que, ante la paliza recibida, Sóstenes, un judeo-cristiano, emigrase a Éfeso.

La cuestión es la siguiente: después de que el judío Crispo se hiciese cristiano (lo cual no suponía romper con el Judaísmo, insistimos) ¿dejó de ser jefe de la sinagoga y, su sucesor, Sóstenes, también fue reclutado por Pablo? No es imposible, pero Richard Fellows (cristiano protestante) y un teólogo ortodoxo llamado A. Mayrou (subrayo lo de ortodoxo porque un seguidor de este blog es cristiano ortodoxo) consideran más probable que los dos personajes fuesen el mismo y que Sóstenes (fuerza salvadora) sea un apodo.

El interesado puede leer sin intermediarios el artículo de Fellows aquí.

Al segundo caso lo trataré en los próximos días y, si Richard Fellows está en lo cierto, quedarían explicados unos cuantos interrogantes que han hecho correr ríos de tinta. A mí me ha convencido, pero dudo que las jerarquías religiosas sean muy receptivas por sus consecuencias. En cualquier caso, ha logrado publicarlo en una revista seria, lo que ya dice que no es una propuesta hecha a la ligera.

La hipótesis en cuestión (a la que han llegado tres autores de forma independiente) es que son la misma persona... Timoteo y Tito.

Por su importancia, lo trataré en un artículo aparte.

Saludos cordiales,

1 comentario: